Teníamos que enfrentarnos a la reforma de nuestro centro. Hacía tiempo que lo estaba retrasando porque nos daba “pereza” acometerla. Era tanto lío! Además que tenía que ser muy especifico. No se trataba de pintar y poco más. Era un cambio integral y con una sala sonoamortiguada, nada menos. Pero conocer a Elena y Rocio fue el mayor acierto. Nos lo hicieron fácil desde el principio. El poder ver el proyecto “ya hecho”. El aportar tantas ideas y darnos una visión global y el porqué de no poner parches y hacer un cambio completo fue la mejor decisión que tomamos al contar con ellas. Estamos orgullosas del cambio que ha dado el centro y todos nuestros pacientes nos hacen saber que les encanta el cambio. No sólo ha mejorado nuestro imagen sino nuestras instalaciones para dar un mejor servicio. Sin ellas no habría sido posible. Gracias por lograrlo!

DÉJANOS TU COMENTARIO